¿Cómo son los dogos?

 SOBRE LOS DOGOS

 

a.       Gastos: Los gastos de un dogo son relativos y variables, aunque obviamente son mucho más elevados que los de perros de otras razas, tanto por su tamaño como por sus necesidades. Aspectos a tener en cuenta respecto al gasto:

                                i.      Alimentación: un gran danés come una media de entre 800 gr y 1200 gr de pienso al día. Los hay que comen más y que comen menos. Son delicados por lo que el pienso debe ser de obligada calidad.

                              ii.      Condroprotectores: Son protectores para las articulaciones que esta raza necesita, y que debido a su tamaño y peso, sus articulaciones se resienten mucho y tienden a sufrir artrosis. Son muy importantes durante toda la vida del animal, especialmente durante el crecimiento.

                            iii.      Gastos veterinarios: Por ser grandes todo en ellos es más caro, tratamientos, intervenciones, etc. Por ello además de tener en cuenta la desparasitaciones (interna cada 3 meses y externa cada mes), la prevención de la leishmania (vacuna o collares), vacunas, etc. También ha de tenerse en cuenta que si se ponen malos saldrá más caro que en otros perros. También es importante saber que son propensos a la torsión de estómago, síndrome que se opera de urgencia o se llevara al perro en cuestión de horas, y su operación es muy cara.

                             iv.      Seguro: Además del seguro de responsabilidad civil que debería tener todo perro, por las razones previamente citadas aconsejamos que el seguro cubra además enfermedades y necesidades veterinarias.

 

b.      Carácter: Todo el que tiene un gran danés, repite. No lo decimos nosotros, es la realidad. ¿Qué tiene el gran danés entonces de especial? Absolutamente todo: lo primero que llama es su físico majestuoso e impresionante, pero después esta lo importante: su interior, su carácter. El gran danés es un perro de naturaleza tranquila y cariñosa. Sociable, aunque requiere dedicación. Apasionados por los niños y especialmente por su familia. Juguetones, eternos cachorros, embelesadores y a los que no les hace falta ni hablar gracias a su mirada. Lo que los hace tan especiales es precisamente que, el enorme tamaño que tienen es para que les quepa su inmenso corazón.

 

c.       ¿Pueden vivir en un piso?: Por supuesto. Es mas, en muchas ocasiones los dogos alemanes se adaptan mejor a los pisos que perros más pequeños y nerviosos. Su naturaleza tranquila hace que valoren más un sofá junto a su familia que miles de metros de campo para correr. Esto no implica que no necesiten largos paseos diarios para ejercitarse y descargar energía, ya que lo ideal es que paseen unas 3 horas diarias.

 

d.      Educación: El gran danés es un perro que, por sus características físicas, requiere de educación y socialización, ya que de no ser así puede llegar ser un perro poco manejable. Por naturaleza su educación no es difícil, aunque si requiere de esfuerzo y constancia. Es importante que aprenda a pasear sin tirar, que se socialice correctamente (lugares, perros, personas, otros animales…), etc. Un aspecto importante a tener en cuenta si vives en una finca o chalet, es que el perro debe pasear a diario por el exterior de la finca familiar, conocer sitios y animales diferentes: una finca, por grande que sea, se les hace pequeña en los dos dias que tardan en inspeccionarla, les limita en su desarrollo y socialización y les impide ser perros equilibrados.

 

e.      Alimentación: Esta raza, a pesar de su tamaño y aparente fortaleza son delicados. Es muy importante que tengan una alimentación de mucha calidad para criarse y envejecer correctamente. La esperanza de vida de estos animales en muchas ocasiones se ve condicionada por la alimentación. En muchas ocasiones se repara en alimentación para subsanar el gasto elevado que pueden producir por otro lado y esto puede degenerar en un problema peor aún.

f.        Cuidados especiales: Tenemos 2 puntos importantes a tener en cuenta dentro de los cuidados especiales:

                                i.      El primero es relativo a la torsión de estómago. Como antes hemos explicado son propensos a ella, y es una de las primeras causas que se llevan a nuestros grandullones. Antes de tener un grandullón debes leerte la siguiente nota y tomar todas las medidas necesarias para evitar que ocurra una torsión y, si ocurre, saber reaccionar a tiempo: http://grandanesespana.org/torsion-de-estomago/

                              ii.      El siguiente es referente al ejercicio. Esta raza no es especialmente activa ni atlética. Les gusta pasear, correr y jugar, pero no son comparables a otros perros como los collies. Además por su fácil repercusión en sus articulaciones, y en ocasiones delicado corazón, es recomendable (sobre todo hasta los 18 meses) que su ejercicio no sea excesivo. Lo más adecuado son paseos largos diarios, no carreras continuas e intensas. Si va a correr, deberá habituar al perro poco a poco. Un comienzo explosivo del ejercicio no es recomendable para su corazón ni articulaciones.

 

CUALQUIER DUDA, PREGUNTA O SUGERENCIA PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS EN: infograndanes@gmail.com

Deja un comentario