Dover, un final feliz

Dover fue dejado en la perrera por su dueño. Era un cruce de gran danes, precioso pero un cruce y nadie se fijaba en el. Dover estaba deprimido y era extremadamente urgente sacarlo de allí y por fin.. Apareció su ángel.
Dover hoy esta casi recuperado y disfruta de un hogar, ninguno merece morir en una perrera, todos deben tener su ángel esperándoles.
Gracias a su nueva familia!

 

11988261_606484439490989_4138566642286691443_n

Deja un comentario